Bienvenidos a Quito

Desde Cali agarramos un bus por la noche dirección Quito. En 23 horas de trayecto, tuvimos tiempo de conversar con algunos de nuestros compis de viaje cuyo destino era Chile, que se demoraría unos 7 días. Desde ese momento nos prohibimos quejarnos de nuestro ” largo” viaje.

Llegamos a Quito a las 9 de la noche, la ciudad iluminada parecía inmensa. Nos alojábamos en el barrio de Mariscal, cerca de la plaza de Foch. Nos sorpendió mucho el ambiente de la plaza y la vida nocturna de los Quiteños. Resultó ser la zona cosmopolita y fiestera por excelencia. Aunque lo que más nos atrajó esa noche fue ir al hostel y pillar la cama.

34874725_i_JPcKjfp6IQTz7kY3v3G8dU5c5-vo_aB2-iGLcFH8Y

Nos despertamos con energía, y con mapa en mano salimos a patear. Poco tardaríamos en encontrar un acogedor y colorido mercado de artesanía. La mayoría de los vendedores eran indígenas ecuatorianos que tejían a mano prendas de abrigo como ponchos, guantes, gorros, utilizando materiales como lana y alpaca. El estilo y la tendencia se alejaba un poco a lo que habíamos visto en Centroamérica y se acercaba a lo que veremos en Perú y Bolivia.
NIKON D30001154

Seguimos nuestro camino hacia el Centro histórico y encontramos otro mercado, en éste por el contrario, se vendían todo tipo de materiales y productos dedicados a la compraventa y pudimos apreciar parte del día a día de sus lugareños.

Lo mejor del Centro Histórico, además de admirar su arquitectura y sus calles coloniales, fue mezclarnos entre su gente, observar sus idas y venidas desde el banco de una plaza, comprobar su amabilidad, ver como los niños se divierten, las quiosqueras marujean, las cocineras preparan sus almuerzos y los vendedores ambulantes se las ingenian para ganarse la vida.

NIKON D30001001

NIKON D3000862

NIKON D3000987

NIKON D30001058

NIKON D30001006

De camino a la estatua del Panecillo nos quedamos boquiabiertos ante una obra de arte urbana que reflejaba un aborigen de tierras ecuatorianas. Como nosotros solemos saltarnos el dicho de ” la curiosidad mato al gato “, nos colamos en el día de día de Nina Shunku.

NIKON D30001005

Nina Shunku es una casa de ” acogida” de artistas y actores que utilizan su arte como medio de autogestión. Hablamos con varios y con un pana llamado Isaac ( uno de los impulsores de este proyecto)  que nos mostró con mucho orgullo todo lo que el centro había conseguido desde su inauguración.

NIKON D30001026

NIKON D30001029

NIKON D30001022

NIKON D30001049

Trabajan haciendo vídeos, documentales, eventos, talleres de arte y comunicación, diseño gráfico, producción musical, etc.

NIKON D30001041

http://ninashunku.blogspot.com/

A todos los viajeros con intención de pasar por Quito os recomendamos dejaros pasar por allí.

Habíamos leído que el teleférico de Quito era el segundo más alto del mundo y el más alto de Sudamérica, hasta llegar a los 4,050m. Aunque a priori el precio nos pareció algo excesivo, las vista desde el páramo del volcán Pichincha ofrece una  espectacular panorámica de toda la ciudad de Quito.

wpid-img_20150910_232943.jpg

wpid-wp-1442122340771.jpeg

Por la noche habíamos quedado con un gran compañero de Rubén, el cual había pasado 12 años en España trabajando y había regresado a Ecuador con su familia, fue muy emocionante reencontrarse con Héctor y poder disfrutar de dos días acompañados de su gente. ¡Qué gran familia!. Nos ofrecieron su casa y no nos faltó de nada en ningún momento, estábamos desbordados con tanta amabilidad.

wpid-hector-fortuna-nuevo-20150911_101146.jpg.jpeg

Es realmente hermoso poder vivir este intercambio de culturas sin barreras de por medio, sentir como el mundo parece muy grande pero en realidad es muy pequeñito. Si se olvidan los prejuicios, las ideologías, las razas y sólo ves al ser humano que tienes en frente, el mundo parece enano. Las fronteras crean las distancias y la ignorancia hace el resto.

El día siguiente lo pasamos en Mindo, un pueblo a los pies del río del que puedes disfrutar de actividades de aventura,realizar caminatas escuchando el canto de los pájaros, observando revolotear mariposas multicolores y bañarte debajo de una de sus cascadas.

wpid-14420204873351.jpg

CAMERA

CAMERA

Trekking de horita y media, chapuzón y vuelta a trote. La vuelta en el bus la pasamos con el cuello dislocado, babeando por la comisura, y durmiendo como dos angelitos. ;p

Ese mismo día a las 5 de la tarde, Carlos cumplía años y habíamos hablado con Héctor y su familia de tomar unas cervecitas para celebrarlo, pero aún no sabía lo que le esperaba.

Héctor nos vino a recoger a la estación de buses y nos llevó a su casa, Merci su mujer nos esperaba en la puerta, se había puesto muy guapa, subimos las escaleras y empezamos a oír demasiado ruido en la casa; entre los dos intercambiamos una mirada cómplice, intuyendo que allí había gato encerrado. Cuando se abrió la puerta los dos flipamos en colores, ¡menuda fiesta de cumpleaños y bienvenida nos habían preparado!  Se había juntado toda la tropa para recibirnos… tíos, primos, sobrinos, no faltaba nadie!

NIKON D30001072

Cantamos el cumpleaños feliz (versión ecuatoriana). Había aperitivos de todo tipo, cerveza y vino, 3 pequeños DJs, bailes tradicionales y muchas risas!

NIKON D30001097

NIKON D30001109

NIKON D30001111

Sobre todo en el momento en el que Carlos sopló las velas y cayó en la novatada ecuatoriana. Es tradición estamparle la tarta al cumpleañero en todo el gepeto.

NIKON D30001077

NIKON D30001083

NIKON D30001091

A la mañana siguiente dejamos una nota de agradecimiento y nos despedimos de la familia. Es indescriptible el calor que nos ofrecieron esos días, Muchísimas gracias Héctor, Merci,Leo, los peques Aitor y Ariel y toda la familia.

¡Nunca lo olvidaremos!

 

Anuncios

5 respuestas a “Bienvenidos a Quito

  1. Para nosotros y toda nuestra familia fue un placer tenerles en nuestra casa ya que estuvimos muy a gusto con vosotros aunque fue corta la visita. Carlos y Ruben las puertas de nuestra casa siempre estaran abiertas nunca los olvidaremos.

    Me gusta

  2. Me ha encantado pero sobre todo ver a esa familia tan maravillosa que os hizo sentir cómo en casa y poder celebrar Carlos su cumpleaños rodeado de personas que sin conocerle le prepararon una fiesta . Las fotos cómo todas preciosas. Un abrazo Carlos y espero seguir leyendo con la boca abierta el blog…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s