Cartagena de mis colores

Cartagena de Indias, que ganas teníamos de pasear por tus calles… cada vez que un viajero nos hablaba de ti, se nos hacia la boca agua. Nos hablaban de tu alegría, de tus colores, de tu cultura y tradiciones, de tu muralla y de lo mucho que les costó abandonarte.

Cartagena de Indias fue descubierta a los españoles en 1533 por Pedro de Heredia. El nombre de Cartagena es una derivación de Cartago Nova, nombre con el cual los cartagineses bautizaron esta colonia en la España de las guerras púnicas. ¿Y, de Indias? ya sabéis que cuando los Españoles llegaron a América pensaban que habían descubierto la india y que los indígenas que habitaban estas tierras, para ellos eran indios.

Llegamos al barrio de Getsemaní en torno a las 6 de la tarde, justo cuando el barrio está en su máximo esplendor, sus calles tenuemente iluminadas retrataban este bohemio y artístico barrio. Un color ámbar vestía la ciudad. Vendedores y artesanos salen a la calle, bailes folklóricos que amenizan la vida nocturna de Getsemaní.

DSC_0926

DSC_1054

DSC_1065

Este barrio es donde más mochileros se alojan, a pesar de que en ciertas ocasiones, la lacra de las drogas, la prostitución y el alcohol, sea para muchos algo inseguro. Aunque en nuestro caso no sentimos ningún peligro. Estuvimos durmiendo un par de noches en el Papaya, un fantástico hostel que se encuentra a dos pasos de la Plaza de la Trinidad, una plaza con un ambiente muy especial en el que cada noche es abarrotada por algún tipo de festejo o simplemente como lugar de encuentro para pasar un buen rato.
image

Hay algo que nos encanta y nos ha llamado mucho la atención de Colombia y es que muchas de sus fachadas recobran vida pintadas por artistas urbanos, el barrio de Getsemaní nos deleitó con algunas de ellas.

DSC_0935

DSC_0930

DSC_0929

A la mañana siguiente nos pusimos en pie con hambre cartagenera, nos faltó muy poco tiempo para notar el calor sofocante que se respira en esta ciudad, se pega a ti como una lapa y no te suelta hasta que atardece a eso de las 5 y pico, pero Cartagena ésto lo compensa con creces. Anduvimos por su plaza principal, la plaza del reloj, donde nos comimos un combinado de frutas deliciosas, que nos sirvió un trío de típicas fruteras cartageneras.

DSC_0954

DSC_0951

La imagen caribeña de estas simpáticas vendedoras y el de gran parte de la población, empezando por un color de piel más oscura que en otros lugares, muestra la influencia del mar caribe en esta bella ciudad. Antiguamente asociada con la historia pirata, pues aquí se ocurrieron gran cantidad de ataques por parte de piratas europeos, los cuales encontraron en esta un lugar idóneo de saqueo en época colonial.

Por lo que Cartagena tuvo que reforzarse y defenderse por medio de una majestuosa muralla, pronto paso a convertirse en la ciudad mas reforzada de América del sur y del Caribe. Así que interesados por su historia, fuimos a visitar su muralla.

murallas02b

DSC_0988

Más tarde dejamos atrás su muralla para apreciar su colorida artesanía, paseamos por la plaza de la aduana, retratamos la iglesia de san Pedro Claver, y a medida que se iba despidiendo el sol, nosotros bajábamos hacia casa.

DSC_0995

DSC_0966

DSC_1016

DSC_0942

Cuando llegamos, ya anocheciendo, la plaza de Getsemaní estaba abarrotada, luego nos enteramos que más tarde se celebraría un concurso femenino de belleza entre los barrios de Cartagena. Y es que por todos es sabido la importancia que se le da a la imagen y a la estética en ciertos países sudamericanos.

DSC_1067

El día siguiente lo pasamos en la playa, fuimos a Isla Barú, en concreto a playa grande para descansar y poder disfrutar de esa arena blanca y agua azulada de la que nos hablaban. No caímos que era Domingo y que esos días muchos Cartageneros y colombianos de otras ciudades acudían en masa en familia. La que había montada en la playa!!! Una auténtica locura, ellos sí que saben disfrutar de un día de playa!

wpid-wp-1441219695938.jpeg

wpid-wp-1441219647162.jpeg

wpid-wp-1441219634479.jpeg

Cartagena fue una gran anfitriona, nos abrió su casa de par en par y pudimos disfrutar de su ambiente, cultura y belleza. A pesar de su calor, sin duda es una ciudad que no te puedes perder. Pero sí perderte en ella.

DSC_0999

DSC_1049

Anuncios

One response to “Cartagena de mis colores

  1. Por dios que colorido, es precioso todo y los cuadros, madre mía.
    Ruben tienes cara de flipao con las cartageneras fruteras, estas guapo.
    Que aventuras, estais conociendo ciudades maravillosas. Me dais envidia mochileros.
    Muchos besos.
    Cuando volveis?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s