Panajachel

A veces la vida del mochilero no es tan bonita como pueda aparecer en este blog. El viaje San Cristóbal – Panajachel fue toda una odisea.  Un cúmulo de despropósitos hicieron que el trayecto fuese una anécdota más que cargar en nuestras mochilas. Lo que iban a ser 8 horas resultaron ser 15, un grupo variopinto de viajeros obligados a pagar la famosa mordida en el frontera México – Guatemala, largas esperas, ruedas pinchadas y tres transbordos que se hicieron un poco pesados 😥

11745423_10206751766929477_5685615340239773447_n11745823_10206751767409489_2606499795988308376_n

Pero lo bueno se hace esperar!! 😉
20150715_115612

 Panajachel , conocido como Pana, es el hermano mayor de todos los demás pueblitos que rodean el lago Atitlán – en total 12- y además el punto de partida para los viajeros que quieran visitar este espectáculo visual, nominado para la selección de las 7 maravillas naturales del mundo. La mejor manera de acceder a los distintos pueblos es en barcas motoras a través del Lago. En los márgenes del lago se alzan los volcanes de Atitlán (3537 m ), Tolimán (3158 m) y volcán San Pedro (3020 m).

lake_atitlan

Desde los años 60, Panajachel atrajo turistas del mundo entero. Muchos venían del movimiento hippie de esta época, parte de ellos decidió establecerse en Panajachel. Esto fue algo que notamos desde el principio, tanto en su colorido, como en su artesania, piedras, y filosofía de vida. Una atmósfera un poco más libre donde hasta los perros campan a sus anchas.

2015_0716_004746_009c

Otra de las cosas que nos gusta mucho de Guatemala es que se come bien y barato 😛 Después de dos semanas en México, nos salía el chile por las orejas, y la gastronomía guatemalteca ha sido todo un descubrimiento.

a

En nuestro primer día en Pana, y después de meternos entre pecho y espalda este desayuno típico por 20 quetzales ( unos 2 euros), iniciamos el camino hacia el lago. Bajando la calle principal y negociando precios con sus símpaticos nativos artesanos, la naturaleza estaba a punto de regalarnos un momento único. Al fin, el lago Atitlán a nuestros pies, y sin ningunear todo lo anterior visto hasta la fecha, los dos coincidimos en que no habíamos sentido nada igual. Tanto nos gustó, que al día siguiente decidimos despertarnos a la misma hora que el lago, disfrutando así de un precioso amanecer.

6 am
6 am
7 am
7 am

 

 

 

 

Anuncios

One response to “Panajachel

  1. Menudo viaje, cuando volváis no se si tendremos tiempo para contarme tantas cosas bonitas.
    No he podido oír a Juan Juis Guerra.
    Seguid disfrutando.
    Besos mochileros.o

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s